Elefantes rojos que se comen tus impuestos: Maz Ven C.A., Veneminsk Tractores C.A. y Venirauto C.A.

LaPatilla.com

Las empresas del gobierno para el ensamblado automotriz fueron creadas dentro del festín de gastos y corrupción que se desató en el país por los altos precios del petróleo, y son apenas un ejemplo del despilfarro de esos recursos que no volverán. Están adscritas al Ministerio de Industrias, cuyo ministro durante el año 2015 fue José David Cabello, reemplazado el 6 enero de 2016 por Miguel Pérez Abad y éste a su vez por Carlos Faría el 03 de agosto de 2016, quien se desempeñaba como Viceministro de Industrias Intermedias y Ligeras del Ministerio de Industrias.

En el Informe Anual 2015 del Ministerio de Industrias, las empresas Maz Ven C.A., Veneminsk Tractores C.A. y Venirauto C.A. que forman parte del “sector” automotriz del ministerio, no presentan sus estados financieros donde se pueda observar, en condición de empresas públicas o mixtas su solvencia patrimonial y sus estados de ganancias y pérdidas.

Las referencias en el informe son vagas e imprecisas, con el propósito de hacer opaca la obligatoria rendición de cuentas, pero aún así presentan un cuadro de utilización de la capacidad instalada que indica entre otras cosas que están sobredimensionadas, que trabajan de manera muy ineficiente, que no tienen capacidad de agregar valor, y que posiblemente las tres empresas estén operando a pérdidas, consumiendo los impuestos del pueblo venezolano que no encuentra ni comidas, ni medicinas y mucho menos la mínima producción de esas tres empresas

Son tres elefantes “rojos” entre muchos otros del gobierno que controla el Psuv.

 Maz Ven C.A

Se creó mediante convenio con la República de Belarús y la República Bolivariana de Venezuela bajo el decreto N° 5.712, publicado en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 38.828 de fecha 10 de diciembre de 2007. La empresa mixta Maz Ven, C.A., está ubicada en el municipio Barinas parroquia Torunos, sector el Toreño en el Complejo Industrial Santa Inés del estado Barinas, y tiene como objeto la producción, ensamblaje, distribución y comercialización de camiones con capacidad para transportar cargas consideradas media-pesada que van desde 10 a 27 toneladas.

 

Instalaciones de ensamblado de la empresa MazVen C.A. en el Complejo Industrial Santa Inés del estado Barinas
Instalaciones de ensamblado de la empresa MazVen C.A. en el Complejo Industrial Santa Inés del estado Barinas

 

Como objetivos estratégicos establecieron: “Liderar el mercado de fabricación y ensamblaje de vehículos de carga media pesada del país” y “Posicionar la marca a nivel nacional e internacional, siendo reconocida por su calidad y competitividad“.

En el período de cuatro años presentado, 2012-2015, la empresa nunca superó el 12% de capacidad de producción instalada. En el año 2012, con una capacidad instalada de 3.000 unidades apenas produjo 100 unidades, aún así amplió su capacidad de producción injustificadamente a 5.000 unidades para el año 2013, produciendo apenas 605 unidades, es decir, un 12% de utilización, que bajó al 7,34% en 2014 y al 6,50% en el año 2015.

MazVenProduccion2012 2015

En el informe justifican tan deplorable rendimiento alegando que  la disminución en el cumplimiento de las metas de ensamblaje fue “debido a la caída de los precios del petroleo y a la disponibilidad de las divisas, ocasionando incumplimiento de cronograma de pago (65.987.589,47 dólares) con la empresa “Fábrica de Automóviles de Minsk (Maz), correspondiente a la deuda que se tiene con los aliados Bielorrusos, ocasionando faltantes de inventarios de repuestos para el ensamblaje de los camiones”. Ello habría causad0 un “limitante en cuanto a recepción de materia prima y demora de los convenios para la entrega de los kits-semi-ensamblados (SKD)”

De dónde van a salir los 66 millones de dólares para saldar la deuda, no lo dicen, aún así afirman que para el año 2016 van a cumplir con una meta de 2.500 camiones a ensamblar.

Este elefante rojo emplea a 353 personas. Está presidida por Jorge Luis Romero Carrasco.

Veneminsk Tractores C.A.

Veneminsk Tractores, C.A., nace el 07 de diciembre del 2007 bajo Decreto Presidencial Nº 5.713, publicado en la Gaceta oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 38.828 del 10 de diciembre del 2007. Ubicada en el Complejo Agroindustrial Batalla de Santa Inés, sector el Toreño de la parroquia Torunos, municipio Barinas, estado Barinas. Está compuesta por las acciones del Estado Venezolano y la República de Belarús, distribuidas de la siguiente manera: República Bolívariana de Venezuela 79,98%, República de Belarús: 20,02%

 

Planta de ensamblaje de la
Planta de ensamblaje de la empresa Veneminsk Tractores, C.A. ubicada en el Complejo Agroindustrial Batalla de Santa Inés, sector el Toreño de la parroquia Torunos, municipio Barinas, estado Barinas

 

Tiene como objetivos estratégicos “Apoyar el desarrollo agrícola nacional a través del suministro de tractores de bajo costo y alta calidad“; también “Garantizar la soberanía tecnológica nacional de la producción de tractores agrícolas” y “Suministrar productos de alta calidad y bajo costo a naciones que, por sus condiciones económicas o políticas, no puedan acceder a productos provenientes de naciones capitalistas“.

En el período de cuatro años presentado, 2012-2015, la empresa nunca superó el 10% de capacidad de producción instalada. En el año 2012 con una capacidad instalada anual de 10.000 unidades apenas produjo 206 tractores.

 

VeneMinsk Produccion 2012 2015

En el año 2013, con una producción de 959 tractores, alcanzan el 9,56% de la capacidad instalada. En el año 2015 hacen un proceso de desinversión no justificado ni explicado en el Informe Anual del Ministerio de Industrias, y reducen en 20% la capacidad de producción instalada, llevándola a 8.000 unidades anuales, año en el que produjeron 705 tractores, es decir apenas el 8,8% de la nueva y menor capacidad.

En cuanto a la escueta justificación a tanta ineficacia, alegaron que los afectó el “alto índice de ausentismo laboral en la institución durante el tercer trimestre del año 2015”  y la “dificultad para la adquisición de insumos nacionales para la producción” sin detallar cuáles fueron esas dificultades y esos insumos.

También alegaron el “retardo en la llegada de las partes y piezas faltantes en los SKD (piezas para ensamblar) adquiridos para el ensamblaje de los tractores, lo que generó una limitación en el cumplimiento de la meta programada“. Llama la atención esta justificación, para una empresa con el objetivo estratégico de “Garantizar la soberanía tecnológica nacional de la producción de tractores agrícolas”  que luego de 9 años de fundada dependa totalmente de los SKD que les venden del extranjero.

Como por arte de magia la empresa tiene previsto para el próximo ejercicio fiscal ( 2016) ensamblar 2.000 tractores agrícolas “de alta calidad y bajos costos”. No hay ninguna explicación cómo logrará pasar de 705 a 2.000 tractores ensamblados, un aumento del 183% respecto al año 2015.

Este elefante rojo emplea actualmente a 181 personas. Lo preside Walter Augusto Quintana Pérez

Venirauto Industrias C.A.

Venirauto Industrias, C.A., conocida comercialmente hasta junio de 2006 como Consorcio Mundo Limpio de Venezuela C.A., fue constituida en abril de 1994, debidamente inscrita ante el registro mercantil II de la circunscripción judicial del Distrito Capital y estado Miranda en fecha 18 de abril de 1994, registrada bajo el número 73, tomo 17-asgdo. El 14 de julio del 2006 se realiza el traspaso de las acciones de Consorcio Mundo Limpio de Venezuela C.A., a sus nuevos accionistas; Venezuela Industrial S.A. (Veninsa) con el 49% de las acciones y Toseyeh Sanayeh Khodro Company (Aido) con el 51%, quienes convinieron en modificar la razón social de la empresa a Venirauto Industrias C.A., registrada en el Acta de Asamblea General Extraordinaria de Accionistas de fecha 14 de julio del 2006, e inaugurada el 27 de noviembre de 2006. La empresa estuvo adscrita al Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio (Milco), luego la mayoría accionaria pasó a manos de la República Bolivariana de Venezuela, a través de la Corporación de Industrias Intermedias de Venezuela S.A. (Corpivensa), publicado en Gaceta Oficial Nº 39.398 de fecha 07 de abril de 2010, adscrita al Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias (Mppctii) con el 64,08% y Toseyeh Sanayeh Khodro Company (Aidco) con el 35,9%.

 

Linea de ensamblaje de vehículos de la empresa Venirauto en Maracay, Estado Aragua
Linea de ensamblaje de vehículos de la empresa Venirauto en Maracay, Estado Aragua

 

Como objetivos estratégicos, entre otros,  establecieron el “afianzar y consolidar el modelo productivo socialista en Venirauto Industrias, C.A., alcanzando altos índices de productividad, fortaleciendo el desarrollo endógeno y logrando el mayor aporte económico al Estado Venezolano

La empresa alcanzó su máxima producción en el año 2011, cuando ensambló 3.733, equivalentes al 35% de la capacidad instalada de la planta.

Venirauto Produccion 2011 2015

En el año 2015 produjo 1.947 vehículos, el 18% de su capacidad instalada y apenas una fracción de los 300.000 vehículos nuevos anuales que demanda Venezuela.

Este elefante rojo justifica su mala gestión con estos argumentos:

– Demoras de los despachos de materia prima correspondientes al tercer y cuarto trimestre del presente ejercicio fiscal, motivado a las dificultades en el pago al proveedor internacional, disminuyendo la ejecución presupuestaria a manera de equipar los costos con los gastos.

– Dificultades en la reposición de las partes y piezas defectuosas recibidas por parte de los proveedores iraníes, generando costos adicionales y lucro cesante a la empresa.

– Falta de certificación de calidad de todas las partes y piezas recibidas por parte de los proveedores iraníes.

En fin, una maravilla de empresa que derrocha  “altos índices de productividad, fortaleciendo el desarrollo endógeno y logrando el mayor aporte económico al Estado Venezolano”. En su informe no hay una solo letra de cómo va a corregir esa situación.

En cuanto a sus planes para este año, la empresa se plantea producir “12.992 unidades, entre los modelos de vehículos Turpial y Centauro” Es decir aumentar en 567% la producción del año 2015, que significa que la planta trabajase al 120% de su capacidad instalada. Tal meta sólo indica la pretensión de importar vehículos totalmente ensamblados de Irán.

El oto plan para el 2016 lo escriben como “culminar la auditoria externa para presentar los estados financieros 2015 al cierre del ejercicio fiscal, con el propósito de presentar la situación económica real a los accionistas venezolanos e iraníes“.

Este elefante rojo emplea a 471 personas. Estuvo presidida por Vladimir Calatayud Cardenas. Desde el 23 de mayo la preside Antonio José Pérez Suárez.

La manada de elefantes rojos

Estos son apenas tres ejemplos de muchas más de esas empresas estatales, sobredimensionadas, sin productividad alguna, que no rinden cuentas, que acumulan enormes deudas comerciales con sus proveedores internacionales, que sus productos son de baja calidad, en las que se invirtieron millones de dólares, que no son fiscalizadas y que están de hecho “privatizadas” por grupitos del partido que las controla. Son un verdadero desastre, elefantes rojos que le generan pérdidas al pobre pueblo venezolano, que se engullen alegremente el dinero de hospitales, policías, carreteras, colegios, hospitales, sus medicinas y equipos.

Fuente: La Patilla