Muerte de mujer en Plaza Venezuela fue el final de una historia de maltrato

Archivo.

El asesinato de Ingrid Urdaneta, ocurrido el pasado lunes en horas de la tarde fue el punto final de una larga historia de abusos y maltratos a los que era sometida por su ex pareja,

Como se recordará Urdaneta fue asesinada de múltiples impactos de bala en horas de la tarde de este lunes en el interior del vehículo propiedad de su ex pareja, Jesús  Escalante (34) en la avenida Los Mangos, en las inmediaciones del hotel Merey Sabana Grande, parroquia El recreo del municipio Libertador.

Escalante, quien fue detenido momentos después del crimen, confesó ser el asesino de la mujer y se entregó sin hacer mayor resistencia a las comisiones que llegaron al lugar. Se encontraba en avanzado estado de ebriedad.

Familiares relataron que la historia entre la pareja se inició cuando ambos trabajaban en Fuerte Tiuna, Urdaneta era licenciada en administración y allí conoció a Escalante, quien se dedicaba a las actividades comerciales, comenzaron a salir y pronto estaban conviviendo junto a los hijos que tenía Urdaneta de una relación anterior.

De la  nueva relación nacieron dos hijos que hoy tienen 12 y 10 años de edad, uno de ellos está cumpliendo años justamente a dos días de haber perdido a su mamá. Estuvieron trabajando para el Ministerio de Defensa, hasta hace unos tres años cuando ambos decidieron renunciar e iniciar un emprendimiento propio, montaron una peluquería.

Sin embargo, producto de la situación económica y de las diferencias que estaban haciendo mella en la relación, decidieron cerrar el negocio y vender todos los activos. Hace seis meses Ingrid Urdaneta decidió terminar la relación.

“Era una relación muy abusiva, en la que era sometida a golpizas, maltratos verbales, todos sabíamos que ese tipo era una mala persona, a pesar de que aparentaba lo contrario, pero nunca nos imaginábamos que la mataría”, dijo Yolimar Urdaneta,  sobrina de la víctima.

Agregó que producto de las agresiones y que la relación de Escalante estaba muy tensa con los hijos mayores de la mujer, finalmente Urdaneta decidió poner punto final y le pidió a su pareja que abandonara el apartamento, a pesar de que se fue de la casa, el sujeto no había aceptado el fin de la relación y la mantenía acosada.

Este lunes Ingrid Urdaneta se encontraba en el gimnasio, cuando fue obligada por Escalante a subirse a su carro, se presume que la agredió ya que en la cabeza, presentaba un fuerte golpe, y tras una discusión el hombre terminó vaciando una pistola que tenía contra la madre de sus dos hijos.

La familia quedó consternada por el final, “ella no se merecía ese final, su hijo está por cumplir años, esta es una tragedia terrible, jamás nos imaginábamos que esto pasaría”.

Fuente: El Universal