Venezuela en el foso de la competitividad mundial ( Global Competitiveness Report 2016)

Archivo

El Foro Económico Mundial  dio a conocer esta semana su Informe de Competitividad Global 2016-2017 sobre el estado de las economías del mundo.

El Informe de Competitividad Global 2016-2017 evalúa el nivel competitivo de 138 economías del planeta, proporcionando información sobre las causas de su productividad y la prosperidad, con base a 12 pilares: 1. Instituciones, 2. infraestructura, 3. entorno macroeconómico, 4. la salud y la educación primaria, 5. la educación superior y la formación, 6. la eficiencia de los mercados de bienes, 7. la eficiencia del mercado laboral, 8. el desarrollo del mercado financiero, 9. la preparación tecnológica, 10. el tamaño del mercado, 11. la sofisticación de los negocios y 12. la innovaciòn.

La edición de este año destaca que la disminución de la apertura está amenazando el crecimiento y la prosperidad. También destaca que las medidas de estímulo monetario, tales como la flexibilización cuantitativa no son suficientes para sostener el crecimiento y deben ir acompañadas de reformas de competitividad. Destacan hallazgos claves que apuntan al hecho que las prácticas comerciales actualizadas y la inversión en innovación son ahora tan importantes como la infraestructura, las habilidades y la eficiencia de los mercados.

Suiza, Singapur y los Estados Unidos siguen siendo las tres economías más competitivas del mundo. En América Latina y el Caribe, las tres primeras son Chile, Panamá y Costa Rica.

 

WorldEF6402La disminución de la apertura de la economía mundial está perjudicando la competitividad y haciendo más difícil para los líderes el impulsar el crecimiento sostenible e integrador“, dijo Klaus Schwab, Fundador y Presidente Ejecutivo del Foro Económico Mundial.

Venezuela, la Zimbabue de América

Para este año, nuestro país figuró en el Top Ten de los países menos competitivos del mundo, integrados además por 9 países africanos (Yemen es bicontinental).

 

EconomiasMenosCompetitivas2016

 

Con una puntuación de 3.27 el país ocupó el puesto 130 de 138 economías. Subió dos puestos respecto al ranking 2015-2016 (132) pero ese año se evaluaron 140 economías en el mundo. Este año Zimbabue superó de nuevo a Venezuela ocupando el puesto 126 del ranking mundial con una puntuación de 3,41

De las veinte economías menos competitivas del mundo, 17 pertenecen al continente africano, 1 a Asia del Sur, Pakistán y 2 a Sur América, Bolivia y Venezuela.

En la región de América Latina y El Caribe, en el informe se destaca que después de casi una década de fuerte crecimiento después de la crisis financiera mundial, las tasas de crecimiento de la región han caído y varios países están ahora de cara a la recesión. El final del súper-ciclo de los productos básicos dio lugar a una caída en los valores de exportación de los principales países exportadores de materias primas, como Brasil, Venezuela, Colombia, Ecuador y Argentina. La posterior caída en el comercio mundial también ha afectado a la demanda de las exportaciones de manufacturas, lo que reduce aún más el valor de las exportaciones a través de la mayor parte de la región. El resultado de este choque negativo términos de intercambio ha sido un gran déficit comercial, produciendo déficits en cuenta corriente y el déficit presupuestario del gobierno.

La figura 14 del informe muestra el mejor, el peor, la mediana y la media más destacado en la región y la mejor economía en cada uno de los 12 pilares del Informe de Competitividad Global 2016-2017. Esto permite entender las fuentes de la desigualdad regional que impulsan las diferencias de productividad y crecimiento , así como la distancia entre las de mejor desempeño regional y global. Aunque América Latina y el Caribe ha logrado avances en promedio, sigue habiendo grandes diferencias en todos los pilares. Las diferencias más importantes con el mejor desempeño del mundo están en la sofisticación empresarial y la innovación, donde Panamá y Costa Rica lideran la región. Otros grandes rezagos se dan en infraestructura, las instituciones y la eficiencia del mercado laboral.

 

CompetitividadAmericaLatinaPanamá  lidera la región en el entorno macroeconómico, la eficiencia del mercado de bienes, desarrollo del mercado financiero, y la sofisticación de negocios. Costa Rica es líder en la salud y la educación primaria y la innovación. Uruguay lidera el pilar de las instituciones, y Chile se lleva la educación superior y la formación. Barbados encabeza el ranking regional en infraestructura, eficiencia del mercado laboral, y la preparación tecnológica, a pesar de tener el mercado interno más pequeño.

En sentido contrario, Venezuela es el país menos con los peores resultados de la región en los pilares de instituciones, entorno macroeconómico, eficiencia del mercado de bienes, eficiencia del mercado laboral, y sofisticación de negocios. Le sigue Nicaragua con los peores resultados en Educación superior y la formación, la preparación tecnológica y la innovación. Paraguay fue el peor en infraestructura, República Dominicana en salud y educación primaria, y Argentina en el desarrollo del mercado financiero.

El informe también evaluó la actuación de los países de la región en cuanto a la condición de exportadores netos de petróleo (Venezuela, México, Ecuador y Colombia) y los importadores netos de petróleo ( Barbados, Belize, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Suriname, Trinidad y Tobago, Uruguay). Ver a continuación la Figura 15 del informe

 

CompetitividadPaisesALCsegunpetroleoAl respecto en el informe se concluye que los países exportadores de petróleo están en peores condiciones en los resultados macroeconómicos, y que obtienen peores resultados que los países importadores de petróleo en las instituciones, la infraestructura, la eficiencia del mercado de bienes, eficiencia del mercado laboral y el desarrollo financiero. El auge de los commodities enmascaró la necesidad de avanzar con urgencia en la superación de las brechas de competitividad. Las grandes corrientes de inversión extranjera directa, los precios del petróleo por encima de US $ 100, y el aumento de los ingresos por exportaciones y del gobierno, redujeron la urgencia de avanzar en una agenda de competitividad que permita el crecimiento nuevos sectores emergentes.

Los países exportadores de petróleo de la región se enfrentan ahora a las consecuencias del trabajo inacabado en todos los frentes. Aún así tienen la oportunidad de responder con agendas de competitividad renovadas.

Fuente: La Patilla